<small id="c0tja" ></small><rt id="c0tja" ></rt><xmp id="c0tja" ><li id="c0tja" ></li></xmp>
  • <noframes id="c0tja" >
    <u id="c0tja" ><var id="c0tja" ></var></u>
        <dd id="c0tja" ><object id="c0tja" ><noframes id="c0tja" >
        <menu id="c0tja" ></menu>
        <tr id="c0tja" ><label id="c0tja" ></label></tr>
      1. <code id="c0tja" ><xmp id="c0tja" ><p id="c0tja" ></p>
        <kbd id="c0tja" ><small id="c0tja" ><i id="c0tja" ></i></small></kbd>
      2. <rp id="c0tja" ></rp>
      3. <option id="c0tja" ><strong id="c0tja" ></strong></option>
      4. <menu id="c0tja" ><listing id="c0tja" ><menuitem id="c0tja" ></menuitem></listing></menu>

        <sup id="c0tja" ></sup>
        1. Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

           

           

          Web

          www.

           

          Plantas y Vegetales

           

           

          Cuidados

           

           

          Varios

           

           

          Reportajes

           

           

          Rincones Mágicos

           

          Amsterdam 
          Angkor Wat 
          Árbol encadenado 
          Arboreto Luis Ceballos 
          Bahía de Ha-Long 
          Bosque de la Herrería 
          Bosque el Forestal de Villaviciosa 
          Casa de Campo/Casa de Vacas 
          Chozo Kindelan 
          Dalieda de San Francisco 
          Dehesa de Navalcarbón 
          El Alcornoque del Bandolero 
          El Bosque Encantado 
          Finca Mataespesa 
          Invernadero Estación Atocha 
          Invernadero Palacio de Cristal 
          Invernaderos del Jardín Botánico 
          Jardín de las Tres Culturas 
          Jardín del Príncipe de Anglona 
          Jardín Museo Joaquín Sorolla 
          Jardín vertical 
          Jardines de Cecilio Rodríguez 
          Jardines de El Escorial 
          Jardines Cuatro Torres 
          Jardines del Campo del Moro 
          Jardines La Granja San Ildefonso 
          Jardines del Palacio del Pardo 
          Jardines Palacio Real / Madrid 
          La Gran Muralla China 
          Lagos Plitvice / Croacia 
          Las Islas Vírgenes Británicas 
          Madeira 
          Monte de El Pardo 
          Mustang: reino perdido Himalaya 
          Palmira 
          Parque el capricho 
          Parque del Oeste 
          Parque del Retiro 
          Parque Nacional Torres del Paine 
          Parques de Villalba / Madrid 
          Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
          Quinta de la Fuente del Berro 
          Quinta de Los Molinos 
          Ruta a la Peña del Arciprestre 
          Ruta Camino del agua/Cercedilla 
          Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
          Ruta de la Presa del Gasco 
          Ruta de las Caras 
          Ruta Molinos Río Perales 
          Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
          Senda botánica-Torrelodones 
          Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

           

           

          Además de las plantas que podemos colocar en recipientes más o menos normales, hay infinidad de especies que por sus cualidades se prestan a realizar combinaciones elegantes y decorativas, es decir verdaderos jardines en miniatura. Aprovechando las condiciones de nuestro interior, temperatura constante, humedad, iluminación ya sea natural o artificial, podemos hacer que cualquier rincón sea un lugar más bonito. Desde botellas, garrafas, urnas, bandejas, cestos,   recipientes colgantes, barriles o tinas, todo nos es útil para realizar un minijardín, incluso acuático.

           

           

           

           

          EN BOTELLAS, COPAS, PECERAS

           

          Las plantas en botellas resultan muy decorativas en cualquier parte de la casa y además exigen pocos cuidados debido al aislamiento en que se encuentran. Cualquier recipiente de cristal que deje pasar la luz es susceptible de transformarse en un jardín, pueden ser frascas, garrafas, botellones e incluso peceras.  El principio de estos jardines es que constituyen un mundo cerrado. La humedad que transpiran las plantas se condensa en el cristal y vuelve a ser absorbida por la tierra. Las plantas realizan la fotosíntesis de forma normal, siempre y cuando tengan una iluminación adecuada. Lo unico que tendremos que controlar es por si crecen demasiado y es necesario replantarlas en otra botella más grande. Si se cierran del todo, el riego será innecesario, si está abierto,  mirando las plantas sabremos si necesitan humedad o no, lo cual será de muy tarde en tarde, siempre con moderación, y pulverizando. Por tanto la humedad y temperatura, que se mantendrá más o menos constante, las tendremos controladas, y las plantas no sufriran bruscas oscilaciones. Otra cosa a tener en cuenta es introducir las plantas libres de parásitos, asi evitaremos que estén preservadas de posibles invasores de insectos u hongos. Como es un ambiente cerrado, se ven libre de humos o polvo, y las hojas se ven más lozanas.

           

          Plantas adecuadas

          Las plantas adecuadas para estos recipientes, son todas aquellas que vivan bien en una atmósfera muy húmeda y que tengan un crecimiento lento. Las más interesantes son los helechos, selaginellas, saxífragas,  y la mayor parte de las plantas de interior de origen tropical. Las plantas de flor, aunque resultan muy vistosas, cuando se marchitan es complicado quitarlas y pueden producir enfermedades de tipo fúngico. Los géneros más apropiados son: adiantum, hedera, calathea, maranta, pilea, fittonia y  peperomia. Algunas palmeras también son adecuadas, como chamaedorea, neanthe y cocos.

           

           

           

           

           

           

           

          Plantación

          Para proceder a su plantación, se debe lavar y desinfectar bien el recipiente elegido. Después con ayuda de un cucurucho de papel resistente, rellenaremos el fondo con guijarros pequeños o arcilla expandida para facilitar el drenaje. Una vez realizado esto, con el mismo cucurucho, introduciremos el sustrato, que será una mezcla a base de dos partes de tierra franca, otras dos de turba y una de arena gruesa, todo bien desinfectado y procurando que esté seco para que no se pegue en las paredes del recipiente. Ya tenemos la tierra preparada, sólo nos queda colocar las plantas, para lo cual utilizaremos el cucurucho, unas pinzas largas y alambre con un corcho en la punta para poder apelmazar la tierra. Hay otros métodos de introcucir nuestras plantas, con útiles con los que mejor se apañe, como cañas, cucharillas para enterrar las raices, tenedores para rastrillar la tierra, clavos largos para poder pinchas las hojas que se caen, carretes de hilo para apelmazar la tierra, etc.

          Debemos empezar por las del fondo y los bordes, dejando las centrales para el final. También tenemos que pensar que para poder ver las de dentro, deberemos poner plantas más bajas en los costados. Para regarla usaremos una goma para no salpicar la tierra y mancharlo, humedezca tan solo y sin encharcar.  Cuando se observa que ya no se condensa el agua en las paredes, lo cual sucede en 1 ó 2 días, el recipiente puede cerrarse. Periódicamente deberemos pulverizar o regar y eliminar las hojas muertas.

          Coloque el recipiente en un lugar bien iluminado, pero no al sol directo.

           

           

           

          EN BANDEJAS

           

          Se trata de pequeñas composiciones que pueden contar incluso con una conífera enana como motivo principal. Para ello se utilizan bandejas, cuencos, palanganas, terrinas, o cualquier otro contenedor con poco fondo. Si tienen agujeros de drenaje, se deberá  colocar otra bandeja   debajo para evitar que manchen el sitio sobre el cual reposan, y donde se recogerá el agua sobrante.

          Es indispensable componer estos jardines, conociendo las necesidades comunes de las plantas. No podemos poner un helecho al lado de una echeveria, porque el agua que requiere cada especie no es la misma, y mientras a una le falta a otra le sobra.

           

           

          Colocar en el fondo una capa de gravilla y rellenar con tierra adecuada a la especie que queramos plantar. Estos jardines no son mundos cerrados como los jardines en urnas o en botallas, por lo que tendremos que prestar atencióna la temperatura, humedad, riego, etc.

          Se pueden añadir otros elementos decorativos como arena de color, guijarros con forma bonita, etc. Y tener en cuenta el lado desde el cual se debe mirar, para que unas plantas no nos tapen la vista de otras.

           

          Plantas adecuadas

          Podrán ser muy decorativas las crasas, cactáceas, musgos, coníferas, algunas herbáceas como las cintas, tradescantias, algunos helechos, bulbosas como narcisos, crocos y climaninos y algunas plantas de flor como saxífragas, castillos de oro, lewisias, saponarias, arabis, siemprevivas y acederillas.

           

           

           

           

           

           

          EN URNAS

           

          Al principio se llamaron urnas de Ward, porque el primero en cultivar en este tipo de recipientes fue un médico inglés con ese nombre. En realidad son las campanas de vidrio, acuarios, bastidores acristalados u otros recipientes construidos de modo que la humedad quede lo más estanca posible, y con tapas y bandejas para que el exceso de agua no perjudique los muebles donde se coloquen.

           

           

          Su plantación y mantenimiento es similar a los usados para jardines en botellas. Las especies también son básicamente las mismas, además de todas las plantas delicadas y exigentes que requieren condiciones de humedad más estrictas.

           

             

           

          Se denomina terrarium o terrario a la  urna de cristal en el que podemos crear pequeños ecosistemas. Se pueden  crear escenas de un bosque, desierto o una selva tropical, incluso se puede  agregar agua, insectos o animales pequeños y hacer un vivarium.  Las plantas realizan la fotosíntesis y producen su propio alimento. El agua se recicla continuamente, pasando de forma líquida al gas y viceversa, la humedad del aire se condensa en las paredes de cristal, vuelve al suelo y de nuevo es absorbida por las raices de las plantas.  Dependerá del ecosistema que queramos realizar, se ubicará en un ambiente templado ó cálido,   deberá estar  bien iluminado, pero sin recibir luz solar directa. No cambiarlo de lugar una vez encontrada la ubicación conveniente. Antes de plantar, espere unos días hasta que se estabilice.

           

           

           

           

           

           

          COLGANTES

           

          Para viviendas con techos muy altos  y huecos de escalera,  son ideales este tipo de jardines. Se pueden realizar en cestos (provistos de un plato debajo para recoger el exceso de agua), recipientes con agujeros por los que salen las plantas, etc. En el mercado hay infinidad de modelos que van muy bien para ser colgadas. Podemos encontarlas de alambre, mimbre, madera, terracota o plástico. La mezcla de tierra será turba y mantillo de hojas.

          Pensar bien en la sujeción del techo, y tener en cuenta el peso con la planta regada, ya que pesará mucho más. Otra cosa a tener en cuenta es la altura a la que llegarán las plantas, para no darnos con ellas continuamente, y pensar que luego hay que regarlas y si hay que buscar una escalera gigantesca para eso, seguramente nos olvidaremos de hacerlo.

          Como en otros casos, debemos tener en cuenta que las plantas tengan características similares.

          Estas cestas colgantes necesitan regarse con bastante frecuencia, especialmente en verano, debido a que el espacio para las raices suele ser escaso, por tanto cuanto más grande la cesta, mejor. Si puede descolgar la cesta fácilmente, puede regarse por inmensión, metiendo la cesta en un cubo de agua durante unos 10 minutos. Igual que el agua, también los nutrientes minerales se agotan con rapidez, por lo que es necesario fertilizar cada semana en el periodo vegetativo con un fertilizante líquido.

           

           

          Plantas adecuadas

          Depende de la luz que tengamos, la elección de las plantas que debemos colocar. En interiores medianamente iluminados van bien las plantas de hoja ornamental, a excepción de la columnea. Colocar  también alguna de follaje caedizo como esparragueras, tradescantias, filodendros, potos, peperomias rastreras, y muchas especies de hiedra de hoja pequeña.

           

           

           

          ACUÁTICOS

           

          Estos requieren mayor cantidad de luz que los anteriores y una altura mínima de agua de 20 centímetros Pueden realizarse en acuarios, estanques de interior, bañeras, tinajas o barriles. Tenemos que contar con los distintos tipos de plantas acuáticas sumegidas, flotantes o mixtas.

          Las sumergidas purifican el agua y si vamos a poner algún pez, le servirá de cobijo a los alevines. Entre las especies más comunes elodea, lagarosiphon, cabomba, vallisneria. Hay que tener en cuenta que si ponemos peces deberemos saber si son de agua fría o caliente, como asímismo las plantas, que en algunas especies tropicales requieren el agua templada, para lo cual recurriremos a un calentador. Se plantan sobre arena gruesa, cubriendo bien las raices para evitar que se desprendan y floten. Colocar las más bajas delante y las altas al fondo.

           

           

           

           

          Las flotantes son muy hermosas y producen sombra que impide la proliferación de algas, entre ellas destacamos mordisco de rana, azolla, salvinia, pistia.

          Las mixtas, es decir que tienen parte sumergida y parte aérea, son el grupo más espectacular ninfeas, nenúfares, lirios de agua, lotos, etc. Requieren tierra fértil en el fondo del estanque. Para conservar el agua limpia, pueden colocarse en macetas sumergidas a distintos niveles, porque cada una tiene distintas exigencias.

          Deberemos proporcionar un ambiente ventilado, templado y de mucha luminosidad, asi como un nivel de agua constante.

           

           

          EN JARDINERAS

           

          También podemos optar por hacer jardineras de construcción a medida del hueco del que dispongamos. Podemos realizarla  con  ladrillos, madera, bloques de hormigón, etc. pero hay que tener mucho cuidado de impermeabilizarla bien, para que el agua del riego no nos estropee las paredes y suelos. Se puede colocar dentro un estanque pequeño y así las plantas tendrán siempre algo de humedad. Existen unos pequeños difusores que introducidos dentro del estanque producen agua vaporizada que parece humo, e incluso tienen   luz.

           

           

           

           

           

           

           

           

           


          安徽福彩快三开奖结果 (c) elhogarnatural. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd