<small id="c0tja" ></small><rt id="c0tja" ></rt><xmp id="c0tja" ><li id="c0tja" ></li></xmp>
  • <noframes id="c0tja" >
    <u id="c0tja" ><var id="c0tja" ></var></u>
        <dd id="c0tja" ><object id="c0tja" ><noframes id="c0tja" >
        <menu id="c0tja" ></menu>
        <tr id="c0tja" ><label id="c0tja" ></label></tr>
      1. <code id="c0tja" ><xmp id="c0tja" ><p id="c0tja" ></p>
        <kbd id="c0tja" ><small id="c0tja" ><i id="c0tja" ></i></small></kbd>
      2. <rp id="c0tja" ></rp>
      3. <option id="c0tja" ><strong id="c0tja" ></strong></option>
      4. <menu id="c0tja" ><listing id="c0tja" ><menuitem id="c0tja" ></menuitem></listing></menu>

        <sup id="c0tja" ></sup>
        1. Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

           

           

          Web

          www.

           

          Plantas y Vegetales

           

           

          Cuidados

           

           

          Varios

           

           

          Reportajes

           

           

          Rincones Mágicos

           

          Amsterdam 
          Angkor Wat 
          Árbol encadenado 
          Arboreto Luis Ceballos 
          Bahía de Ha-Long 
          Bosque de la Herrería 
          Bosque el Forestal de Villaviciosa 
          Casa de Campo/Casa de Vacas 
          Chozo Kindelan 
          Dalieda de San Francisco 
          Dehesa de Navalcarbón 
          El Alcornoque del Bandolero 
          El Bosque Encantado 
          Finca Mataespesa 
          Invernadero Estación Atocha 
          Invernadero Palacio de Cristal 
          Invernaderos del Jardín Botánico 
          Jardín de las Tres Culturas 
          Jardín del Príncipe de Anglona 
          Jardín Museo Joaquín Sorolla 
          Jardín vertical 
          Jardines de Cecilio Rodríguez 
          Jardines de El Escorial 
          Jardines Cuatro Torres 
          Jardines del Campo del Moro 
          Jardines La Granja San Ildefonso 
          Jardines del Palacio del Pardo 
          Jardines Palacio Real / Madrid 
          La Gran Muralla China 
          Lagos Plitvice / Croacia 
          Las Islas Vírgenes Británicas 
          Madeira 
          Monte de El Pardo 
          Mustang: reino perdido Himalaya 
          Palmira 
          Parque el capricho 
          Parque del Oeste 
          Parque del Retiro 
          Parque Nacional Torres del Paine 
          Parques de Villalba / Madrid 
          Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
          Quinta de la Fuente del Berro 
          Quinta de Los Molinos 
          Ruta a la Peña del Arciprestre 
          Ruta Camino del agua/Cercedilla 
          Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
          Ruta de la Presa del Gasco 
          Ruta de las Caras 
          Ruta Molinos Río Perales 
          Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
          Senda botánica-Torrelodones 
          Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

           

          Mustang: El Reino prohibido del Himalaya

           

          Nepal es un pequeño país al Sur de la Cordillera de los Himalayas rodeado por dos grandes asiáticos como India y China. Tiene forma de una pequeña franja que yace en dirección este-oeste con una extensión que no llega a los   900 km de ancho por casi 300 km de Norte a Sur.

          Este pobre país tiene algo más de 20 millones de habitantes y una diversidad cultural y paisajística realmente sobresaliente. Su religión principal es el Hinduismo con aproximadamente un 80% de la población, seguido por el Budismo, Islamismo e incluso Cristianismo.

          Su flora y fauna es muy rica con grandes praderas y humedales al sur en la región del Terai, mientras según se va uno acercando al norte va elevándose el terreno hasta llegar a las tierras   más altas del planeta con el Everest como el techo de la Tierra. Tigres, rinocerontes, monos, reptiles, etc. son entre muchos, algunos de los animales que habitan este mágico país.

          Desde el año 2008, Nepal es una República, anteriormente fue una monarquía que, debido a diversos problemas tanto políticos como sociales, hicieron que el Rey abdicara, formándose un gobierno mixto donde el partido Maoista (antigua guerrilla del Nepal) ejerce un importante poder. Después de mi última visita a Nepal, en Octubre de 2012, me contaron en varias ocasiones que el pueblo estaba comenzando a ver que la Monarquía no era tan mala, ni los Maoistas tan buenos.

          Una de las regiones más recónditas y de difícil acceso de Nepal es el reino de Mustang, que paradoja, un Reino independiente dentro de una República, que cosas.

          Mustang es también conocido como el Reino prohibido del Himalaya y es una región que se mete en la cara norte de esta gran Cordillera, sin llegar a formar parte de Tíbet, que hoy día pertenece a China después de la invasión.

          Entre dos de los 8 ochomiles que alberga Nepal, el Anapurnas y Dhaulagiri, existe una franja natural que lleva a esta región de Mustang, con geografía y cultura puramente Tibetana. Casi a día de hoy se sabe tan poco de este Reino prohibido que parece que nunca existió y aún en nuestros días sigue anclado en su pasado con pequeñas pinceladas de este siglo.

          La capital, sacada de un cuento de aventuras, es Lo Manthang: Una pequeña ciudad amurallada a casi 4.000 metros de altitud, siguiendo la ribera oeste del río Kali Gandaki.

          La fuerza del sol en estas latitudes y el fuerte viento que impera, hacen especialmente árida esta región del Norte del Himalaya, creando un gran desierto de altura. Ni siquiera el potente monzón que llega desde el Sur de la India consigue adentrarse al ser frenado por la Cordillera más alta del planeta. Solamente en verano que coincide con la época monzónica inunda las riberas del río Kali Gandaki de vívidos colores por sus diferentes cultivos.

          Mustang es un Reino puramente tibetano, tanto por sus paisajes como cultura, tradiciones y gentes, que mayoritariamente siguen con sus costumbres de vida nómadas. Está claro que si alguien quiere conocer lo que es Tíbet y lo que fue, debe viajar a esta región del Nepal, ya que el Tíbet de siempre, ya no tiene mucho que ver con lo que era desde la invasión China, por mucho que algunos medios de comunicación y agencias turísticas se empeñen en hablarnos de Lhasa y sus alrededores.

          La leyenda dice que este Reino de fábula estaba invadido por los demonios, quienes ocuparon cada rincón de estas latitudes amedrentando a todos sus habitantes. Fue Gurú Rinpoché quien expulsó a todos los espíritus y convirtió a su población a la religión budista.

          En el escondido Monasterio de Lo Gekar, uno de los lugares más sagrados y desconocidos de este Reino, por encontrarse fuera de la ruta habitual, cuenta la historia, que está guardado el corazón del demonio que atemorizó durante años a los Lobas (nombre que reciben los habitantes del Reino de Mustang).

          A dos días de caminata de este Monasterio se encuentra Lo Manthang, la capital, fundada por Ame Pal en 1.440 y construida sobre la llanura de las plegarias que permanece vigilada por la fortaleza Ketcher Dzong. Desde esta fortaleza, Ame Pal inició sus ataques para unificar Mustang, comenzando entonces, la época más dorada y sobresaliente de este Reino, hasta que en 1.789 se incorporó al Reino de Nepal, hoy República de Nepal.

          Mustang fue durante siglos una de las principales rutas comerciales entre India y China por lo que están acostumbrados a recibir a foráneos Los Khampas, etnia de guerreros tibetanos que batallaron ferozmente contra la invasión China en el Tibet, también visitaron esta región para huir del temible ejército de la República Popular. Cuentan que aviones del FBI dejaban caer sobre estas tierras armamento y provisiones a los mismísimos Khampas para ayudarles en su lucha contra el invasor   Chino.

          El Reino Prohibido del Himalaya, el más alto del Planeta, decadente y enigmático, te enriquece cuando te aventuras a recorrer y explorar sus rincones y profundos cañones, azotados por los temibles vendavales que resecan sus gigantescos valles y colinas.

          Aún no acabo de entender el modo en el que entusiasman estos áridos paisajes, pero cierto es, que todos los viajeros se rinden ante sus límpidos y brillantes horizontes, ante los vestigios de un pasado que existió. Una sensación que deleita a todos aquellos con imaginación entrenada para el viaje y la exploración.

          Lo dicen los Nepalíes, la meseta tibetana es tierra de Dioses, los únicos que pueden sobrevivir alimentándose solo de piedras.. Mustang es un mundo perdido, un mundo olvidado, que se niega a seguir los ultrajes del paso del tiempo y como muy bien dijo Peissel en su libro: "Un baluarte, levantado por el mismo ser humano, contra la mutación de esta sociedad fría y sin escrúpulos, donde cada vez más que nunca, ser, es tener."

          Mustang desaparecerá algún día, quizá pronto debido a su fragilidad, pero lo poco que quede en este mundo, su imagen, su memoria, estarán impregnadas de una auténtica dignidad.

          Diego Sáinz

          www.Koratrek.es

           

           


          安徽福彩快三开奖结果 (c) elhogarnatural. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd