<small id="c0tja" ></small><rt id="c0tja" ></rt><xmp id="c0tja" ><li id="c0tja" ></li></xmp>
  • <noframes id="c0tja" >
    <u id="c0tja" ><var id="c0tja" ></var></u>
        <dd id="c0tja" ><object id="c0tja" ><noframes id="c0tja" >
        <menu id="c0tja" ></menu>
        <tr id="c0tja" ><label id="c0tja" ></label></tr>
      1. <code id="c0tja" ><xmp id="c0tja" ><p id="c0tja" ></p>
        <kbd id="c0tja" ><small id="c0tja" ><i id="c0tja" ></i></small></kbd>
      2. <rp id="c0tja" ></rp>
      3. <option id="c0tja" ><strong id="c0tja" ></strong></option>
      4. <menu id="c0tja" ><listing id="c0tja" ><menuitem id="c0tja" ></menuitem></listing></menu>

        <sup id="c0tja" ></sup>
        1. Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

           

           

          Web

          www.

           

          Plantas y Vegetales

           

           

          Cuidados

           

           

          Varios

           

           

          Reportajes

           

           

          Rincones Mágicos

           

          Amsterdam 
          Angkor Wat 
          Árbol encadenado 
          Arboreto Luis Ceballos 
          Bahía de Ha-Long 
          Bosque de la Herrería 
          Bosque el Forestal de Villaviciosa 
          Casa de Campo/Casa de Vacas 
          Chozo Kindelan 
          Dalieda de San Francisco 
          Dehesa de Navalcarbón 
          El Alcornoque del Bandolero 
          El Bosque Encantado 
          Finca Mataespesa 
          Invernadero Estación Atocha 
          Invernadero Palacio de Cristal 
          Invernaderos del Jardín Botánico 
          Jardín de las Tres Culturas 
          Jardín del Príncipe de Anglona 
          Jardín Museo Joaquín Sorolla 
          Jardín vertical 
          Jardines de Cecilio Rodríguez 
          Jardines de El Escorial 
          Jardines Cuatro Torres 
          Jardines del Campo del Moro 
          Jardines La Granja San Ildefonso 
          Jardines del Palacio del Pardo 
          Jardines Palacio Real / Madrid 
          La Gran Muralla China 
          Lagos Plitvice / Croacia 
          Las Islas Vírgenes Británicas 
          Madeira 
          Monte de El Pardo 
          Mustang: reino perdido Himalaya 
          Palmira 
          Parque el capricho 
          Parque del Oeste 
          Parque del Retiro 
          Parque Nacional Torres del Paine 
          Parques de Villalba / Madrid 
          Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
          Quinta de la Fuente del Berro 
          Quinta de Los Molinos 
          Ruta a la Peña del Arciprestre 
          Ruta Camino del agua/Cercedilla 
          Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
          Ruta de la Presa del Gasco 
          Ruta de las Caras 
          Ruta Molinos Río Perales 
          Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
          Senda botánica-Torrelodones 
          Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

           

           

          Cuando el paseante desciende desde El Ventorrillo, en la carretera del puerto de Navacerrada, hacia el valle de Navalmedio, buscando la frescura de los parajes bañados por el arroyo del mismo nombre, seguro que quedará sorprendido cuando el camino del calvario se estrecha por la presencia de un árbol singular, un anciano y hermoso pino albar de cerca de 200 años, pero la sorpresa   será mayor cuando descubra que el pino, en su base, luce una vieja cadena con la inscripción "A su querida memoria, 1840-1924".

           

           

          El pino y la cadena atesoran una entrañable historia que, con el paso del tiempo ha ido perdiendo cierta verosimilitud, que es como las historias entran en la leyenda.

           

          Cuenta la historia que en el verano de 1924, Ricardo Urgoiti Achúcarro pasaba unos días en la sierra, probablemente en el chalet del club alpino o tal vez en la casa que su hermano Nicolas tenía en las inmediaciones. Una mañana pasaba el rato leyendo al pie de un pino que estaba marcado para ser talado, cuando recibió la noticia de la muerte de su padre, Nicolás Urgoiti Galarreta.

           

          Decidido a rendir memoria a su progenitor, pensó salvar de la tala al árbol bajo el que recibió la noticia, y para asegurar el hecho, decidió rodear el tronco con la cadena que aun hoy le rodea, eso si, con algún eslabón más, que los agentes forestales tienen que ir añadiendo para evitar su estrangulamiento.

           

           

          La leyenda, sin embargo, confunde al protagonista de tan hermoso gesto con su hermano, cuando se dice que era a la sazón director y creador del diario El Sol, éste, sin embargo, fue su hermano Nicolás María Urgoiti Achúcarro, fundador de papelera Española, del diario madrileño y de la editorial Calpe, cuya sede estaba en la Gran Vía, en el mismo local que hoy ocupa la casa del libro, mientras que Ricardo era tan sólo vocal de la sociedad.

           

          El árbol encadenado es hoy un monumento vivo a la naturaleza, parada obligatoria del caminante y recuerdo y homenaje de un hijo a su padre, Nicolás Urgoiti Galarreta, cuya memoria perpetúa en un árbol protegido por una vieja cadena. El Pino Albar de La Cadena   es un Pinus sylvestris, y está considerado Árbol singular por la Comunidad de Madrid.  

          Altura: 25 metros

          Diámetro de copa: 9 metros

          Perímetro de tronco: 2,85 metros

          Años: 195

          Porte de este ejemplar: Con fuste recto, una rama muy grande ya seca.

          Metros sobre el nivel del mar: 1472

           

           

          Para acceder hasta   el Árbol encadenado, se   puede hacer desde dos lugares. Uno de ellos, el más cercano es desde   la Estación Biológica del Ventorrillo, en la carretera M-601 que sube a Navacerrada, desde donde parte  una pista forestal conocida como " Los Baldíos" , que baja al río Navalmedio, pasando junto al árbol.

           

           

          La otra opción es más larga, desde el Embalse de Navalmedio en Cercedilla. Allí se puede aparcar el coche y se atraviesa una puerta metálica a la derecha por donde  se asciende  hasta llegar a una pista cómoda y ancha. Gran parte del camino pasa  junto al  río, incluso hay sendas pequeñas más cercanas a él. Junto al camino se puede ver  una gran piedra  en la que se practica escalada.

           

           

           

          Se cruza  un extenso pinar y  un gran claro dondese pueden ver  los restos del campamento juvenil Alonso de Ercilla, uno de los más conocidos del franquista Frente de Juventudes. Desde allí se sigue  por la pista forestal, hasta una curva que sube hasta el árbol encadenado.

           

           

           

           

           

           


          安徽福彩快三开奖结果 (c) elhogarnatural. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd